Michelle Vandy: Diseñando con la nariz

Michelle-Vandy y el diseño por la narile
Michelle-Vandy y el diseño por la narile

 

Usar la nariz como herramienta de diseño

Michelle Vandy es una diseñadora gráfica e ilustradora finlandesa que tiene un método creativo distinto de lo habitual. Mientras que el resto de sus colegas emplea las manos para trabajar, ella se ve obligada a hacerlo con la nariz. Cuando estudiaba la universidad fué aceptada para colabrorar en un despacho de arquitectura, su vida se volvío muy estresante cuando fué atacada por una rara enfermedad que le impedia mover los brazos. Pero esto no fue motivo para abandonar lo que más le apasionaba, diseñar.

 

«Creo que fue un tema de naturaleza psicosomática. Según el libro del doctor Sarno, The Mindbody Prescription, a mi problema se le conoce como TMS. En un primer momento pensé que que era una lesión por un entorno laboral no ergonómico, pero al final se acabó convirtiendo en un TMS. Durante cuatro años tuve dolores crónicos en mis brazos que sólo desaparecieron cuando comencé a hacer los ejercicios que recomendaba el doctor Sarno en su libro».

Durante todo ese tiempo, Michelle Vandy se vio obligada a buscar una solución que le permitiera continuar con sus estudios de diseño y los trabajos relacionados con esa disciplina sin utilizar sus brazos. La parte de los estudios la resolvió matriculándose únicamente en las materias teóricas. La parte práctica fue más laboriosa. Sus manos eran incapaces de agarrar un lápiz o de manejar un ratón.

«Hice un montón de experimentos. Para ello me sumergí en la escena tecnológica de Finlandia con objeto de encontrar aquellos nuevos aparatos que me ayudasen a superar mis dificultades. Intenté emplear sistemas de reconocimiento de voz, detectores del movimiento ocular, probé a crear un mecanismo que me permitiera manejar el ordenador con los pies, incluso compré un iPad y un puntero con intención de utilizarlo con la boca, pero todo era un lío: demasiada saliva. Utilizar la nariz fue el único método que tuvo éxito».

Sin duda un gran ejemplo de persona y de creatividad para la resolución de problemas.